miércoles, 1 de febrero de 2012

ALGO VIEJO, ALGO..

De todos es sabido que una novia antes de casarse, debe llevar “algo viejo, algo nuevo, algo prestado o usado y algo azul”. En la supersticiosa Edad Media se decía que en la boda era de buena suerte usar:

 
Algo viejo, porque simbolizaba la conexión de la novia con su pasado y representaba la continuidad de su matrimonio (solía ser una joya de la familia).
Algo prestado, que se refería a la creencia de que la felicidad se podía atraer usando algo de una amiga que fuera feliz. Lo prestado simbolizaba la amistad, el obtener la felicidad por préstamo (solía ser otra joya o simplemente un pañuelo).

Algo nuevo, porque producía esperanza por un futuro óptimo.
Algo azul, ya que ese color representaba la fidelidad de los contrayentes (solía ser la liga en la pierna de la novia, en los Estados Unidos la liga azul de blonda era considerada un símbolo de virginidad)



En pueblos supersticiosos de la Edad Media (y también en la familia real inglesa actual), aunque la pareja ya viviera junta, la noche antes de la boda debían pasarla cada uno en su casa o en casa de sus respectivos padres.
Desde tiempos remotos, para alejar a los malos espíritus es costumbre hacer fuertes ruidos (por ejemplo, en China se hacen explotar bombas de estruendo). El tirar arroz (u otros granos) después de la ceremonia de la iglesia representaba la semilla, la descendencia.

Espero que os haya gustado!!

2 comentarios:

  1. Es muy curioso ver de dónde vienen las tradiciones...gracias por compartirlo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a todos vosotros por seguirme!!Besos!!

      Eliminar